16 junio, 2008

Redondilas de silicona.


¿Dime que más puedo hacer
si mis amores rechazas?
Traté siempre de agradarte
y tenerte consentido
fuiste siempre lo primero
jamás, nunca, suspendido,
cuando buscaste cariño
u otras satisfacciones.

Sin un dolor de cabeza
nunca rechacé tu anhelo,
¡muy mal que te acostumbré!
te creíste el gran Visir.
¿Yo a cambio que recibí ?
me volviste tu estropajo,
pero esto hasta aquí llegó
todo tiene su final.
He optado por remozarme
y dejarme de llorar,

Me hice la cirugía
todita me acomodé
a ver si por fin lograba
me volvieras a querer.
Ahora todo ha cambiado
¡ni pienses que te amaré!
Con estas tetas que me hice
ni me ocupo en regresar…



Caracas, junio 2008
Ilustración tomada de la WEB.

14 junio, 2008

Blindada.


(a Cosme, inmemoriam)



Después de mucho regatear, la adquirí en un mercado de pulgas. La verdad es que no sé que bicho me atacó, para empecinarme en comprarla. Su antigüedad y su teutónica procedencia fue garantizada; de hecho y a simple vista se veía su calidad, su porte artístico –como todas esas cosas de antaño delicadamente acabadas- y una especie de misterio -su inviolabilidad- que la hacia atrayente. En definitivas, me aseguré que quedaría genial -un toque kitsch- en la remodelación del apartamento y pedí me la llevaran a casa…

El hombre entró sigilosamente por la ventana. Un haz de luz me despertó bruscamente. ¿Ah, que sucede? ¡Párate y abre la cajafuerte! ¡Ya voy! Dando tumbos y encañonado caminé hasta la sala. Frente a la caja metálica me puso de rodillas: ¡Abrela! ¿ Onde está la llave? No hay tal, usa combinación. Es un antigüedad y me la vendieron sellada. ¡Tu crees que soy pendejo! Abre esa vaina o te quiebro aquí mismo. Por favor, cálmate y déjame explicar. Esta cajafuerte es sólo decorativa, la compré en una chivera y me la vendieron así, sin llave, sin combinación. ¡Por favor, es la verdad! Fíjate esto sólo da vueltas, nada más. Jamás han sabido que tiene adentro, si es que tiene algo. !Llévate lo que cogiste, vete ! No te estoy mintiendo. Me asestó un manotazo. Búscate cualquier vaina: un alicate, un destornillador, una palanca. Nadie tiene en su casa una de estas sin nada adentro. ¡Dale rápido, que estoy apurao!

¡Ok. pero cálmate! Vamos a ver que podemos hacer. !Cuidado con esa pistola! Fue a la cocina -seguido del ladrón que me apuntaba- rebusqué y consiguí una palanca rota repuesto del vehículo. Encañonado, sudando frío, comencé a apalancar la puerta de la caja de hierro. Pasaron varios minutos; veinte o más. Mis intentos fueron en vano. ¡Ayúdame aquí! le dije al ladrón. ¡Por favor, no te desesperes! Esta vaina esta pegada. Entrambos hicimos toda la fuerza posible. La puerta medio cedió y dejo ver una pequeña rendija. El tipo me dio un empellón. Con la linterna iluminó el interior del artefacto. !No joda, aquí no hay un coño! ¡No te lo dije! Luego, propinó una patada a la caja metálica, que volvió a cerrase.

¿Tienes carro? Siempre apuntándome con su arma, bajamos al estacionamiento. ¿Ahora, cual é? y no trates de engañarme, que te mato. Le abrí la puerta automática; subió al vehículo y arrancó como una exhalación. A todas estas ya casi amanecía. Subí nuevamente a mi apartamento: exhausto, golpeado y en un total estado de crispación. Lo primero que vi al abrir la puerta, fue la maldita cajafuerte. ¡Te vas!, hoy mismo salgo de ti.


Caracas, mayo 2004

05 junio, 2008

¡Dónde están las condenadas medias!




Esas que más precisamente se denominan calcetines - usadas por hombres, mujeres y niños- que nosotros llamamos medias tobilleras y que no sé por cuál causa, desparecen como por encantamiento.
Los calcetines, fueron adoptadas por los romanos, de los pueblos germánicos, que supuestamente se cubrían los pies para repeler el frío con una especie de envoltorio hecho de pieles. Los romanos no usaban esta prenda, utilizaban el calceus de cuero y ajustado al pié, que vienen siendo un zapato. De esta denominación –calceus- derivan calcetín y calzado. Para hacer el cuento corto, las calzas se alargaron en la edad media, hasta cubrir las piernas y fueron utilizadas sólo como ropa interior. Hasta el siglo XV sólo los hombres usaban calzas o medias. Las mujeres al llevar vestidos, utilizaban el zapato con la pierna y los pies descubiertos. En el siglo XVI, esta prenda fue introducida en la vestimenta femenina dividida en dos piezas: la parte superior recibió en castellano el nombre de calzas o calzones y la parte inferior se llamó calcetas o medias calzas. Las calcetas han ido reduciendo su tamaño hasta los actuales calcetines, que apenas llegan a la pantorrilla o los tobillos.

El caso es que esta prenda de vestir actualmente debe ser utilizada por la mitad de la población mundial, incluyendo niños y adultos. No me atrevo a asegurar que su uso sea general, ya que los pueblos africanos y desérticos, quizá por condiciones climáticas y tradicionales no las utilicen. Si la población llega a 6.670 millones de habitantes (para redondear) y suponiendo que la mitad de ella (3.335 millones) use calcetines, que vienen de a dos y que generalmente no tenemos un solo par sino que como mínimo y siendo muy austeros, tendremos 6 pares, esto hace la bicoca de 40.020 millones de medias.
De esos 6 pares de medias que usted tiene –o sea una docena de medias- siempre se le extravían, unas dos o tres. ¡No conozco una familia donde las medias que se meten a lavar no se pierdan! No me pregunten por qué, ya que no he logrado dilucidar ese misterio. Según las cuentas, de la docena ya faltan 3. ¡Ya se le quedaron descompletados sus pares de medias! A nivel poblacional, esto viene representando 30.015 millones de medias descompletadas, lo que significa que desaparecieron 10.005 mil millones. ¿A dónde fueron a parar ?

Realmente casi todos tenemos más de seis pares de medias. Precisamente porque se pierden, compramos más y más. Esas esposas previsoras compran a sus maridos, dos y hasta tres pares del mismo modelo y color, a sabiendas de que tarde o temprano, se desparejarán. Las de los chicos se compran por paquetones, todas blancas.

Lávelas a mano o en lavadora, siempre sufrirá este percance. Las metes en la lavadora, “cada oveja con su pareja” y cuando salen del lavado, ya están incompletas. Las buscas y buscas. Desarmas la lavadora, pues piensas que quedó atrapada en el filtro. ¡No hay caso! La cuestión parece una maldición bíblica. Dicen por allí que hay un reino mágico donde van a parar las medias desaparecidas, en espera de la llegada de su par. Muy romántica y simpática la cuestión. Pero dado que la fabricación y venta de calcetines es una negocio mayúsculo, se me ocurre más bien que de cada dos pares de medias que se vende, hay uno que trae –aleatoriamente- una del par elaborada de quién sabe que tipo de fibra mágica, que al entrar en contacto con el agua de deshace, se diluye y termina por desaparecer.


En la actualidad se han creado fibras –especialmente para atuendos deportivos- que repelen el agua, que mantienen fresco al usuario y no permiten la transpiración, tela que le permite broncearse parejo sin quitarse el traje de baño y novedades por el estilo. ¡La Dupont se esmera! Esa media que se esfuma, debe estar confeccionada con un material que tiene brujería. No hay otra explicación valedera.

Caracas, junio 2008

04 junio, 2008

¡ Muérdete la lengua..!







Hay un montón de frases u oraciones y decires de nuestra habla común, que me parecen sin sentido y usamos cotidianamente. Las damos por correctas, ciertas, justas y muy bien empleadas, pero a mi no me lo parecen tanto... ¿Y entonces, por qué lo decimos ?

Amor

Te amo con todo mi corazón.
Por qué la aclaratoria: Todo ¿Será que también se puede amar con la mitad o la cuarta parte de él ? Me gustaría saber por qué causa se escogió este y no otro órgano del cuerpo para estos menesteres. El corazón es un músculo corporal que no alberga ningún sentimiento. Hasta donde tengo sabido (pero siempre es mejor reconocer la infinita ignorancia que me atribuyo) los sentimientos y emociones se “albergan” en el cerebro. Gracias a los neurotransmisores y la amígdala cerebral y las hormonas y etcetc. Entonces deberíamos decir: ¡Te amo con todo mi cerebro! Pero como ese órgano es así como poco presentable, pues no. Tendrá que ser otro...
Tampoco parece muy poético decir que “Te amo con mi plexo solar” o el hara (estómago) donde según los budistas, se sienten o “pegan” las emociones. ¿Acaso nunca escuchó decir: “Me pegó en el estómago”, cuando algo lo impacta a uno ? o ¡Tengo un hueco en el estómago! Bueno, tenemos para escoger, según lo que sintamos y donde lo sintamos. Una última pregunta: ¿Cuando se hace un transplante de corazón también se transplantan los sentimientos ?

Tiene un gran corazón.
Denota ser muy bueno, muy caritativo, muy noble. Volvemos a lo mismo de antes. ¿Un corazón de tamaño normal, o un poco más pequeño no sirve? Las personas que viven en altas altitudes (valga la redundancia) tienen el corazón más grande que el resto de los mortales. Ergo: los bolivianos. ¿Será que ello son personas más bondadosas que el resto de los mortales ?

No me amas como yo a ti o No me amas como yo te amo.
¡Que perogrullada! El otro (o la otra) no me podría amar como yo lo (la) amo. Sencillamente porque él (ella) es una persona y yo soy otra. Cada quien expresas sus sentimientos de una manera o de otra.
Unos sienten, amor, dicha o dolor de una forma y otros de otra. Además ¿donde está el amorómetro que pueda medir la cantidad e intensidad del amor?

Se enamoró sólo como un pendejo.
Así nos enamoramos todos. Pendejamente, en solitario. Nadie se enamora acompañado. Como nadie odia acompañado. Enamorarse o amar es un acto de creatividad muy personal. Que luego alguien corresponda a ese enamoramiento, es otro asunto.

Llorar a lágrima viva.
Este sentimiento, generalmente acompaña al sufrimiento amoroso. No se usa cuando hay lágrimas de felicidad. Debe ser que cuando se llora de felicidad o emoción las lágrimas están muertas.

Vida

Le salvo la vida o Me salvaste la vida.

Falso de toda falsedad. ¡La vida no se salva! Que me perdonen los médicos y sin desmerecer su labor. Puede que nos pospongan la muerte y nos prolonguen la existencia por un lapso, pero salvar, salvar, no. Si una persona es rescatada de un grave accidente y “le salvan la vida” esa vez, si luego es operada de forma complicada y le vuelven a “salvar la vida”. ¡La vida es una sola! ¿Cuántas vidas tiene esa persona, para salvársela tantas veces?. ¡Tantas como un gato! Los que creen en la otra vida, entonces podrán también pensar que tienen varias y salvaran sus vidas tantas veces como sus almas transmigren –porque van a resucitar- o reencarna... ¡Jolines, tenemos vidas pa´regalá! Todos los seres vivientes, estamos sentenciados a muerte. Más tarde o más temprano.

Muerte

Murió de muerte natural.
Esta me parece muy risible. ¿Acaso hay una muerte artificial? Lo mas “natural” es morir, así que todos morimos naturalmente.

Murió lentamente.
Esta también es bien cómica. Uno no muere ni rápido ni lento. Puede que agonice, y tarde más o menos, pero morir muere en el instante que muere y . Con o sin apuro.

Vencer la muerte.
El o la que lo consiga, que nos pase el dato. Le estaremos agradecidos "de por vida".

El tiro de gracia.
¿Dónde está la gracia? Creo que más bien se aplica a la desgracia de ser fusilado. Mejor lo dejamos hasta aquí.

Amistad

Saludos cordiales.
Cuantas veces no hemos recibido un correo electrónico o una misiva, que concluye con esta frase. ¿Acaso hay un saludo que no sea cordial, amistoso? Si tenemos la intención de ofender o agredir a alguien, no le vamos a enviar un saludo. Si acaso le enviamos un : púdrete.

Salud

Me siento bien mal o Estoy bien mal.
Decídete o estas bien o estas mal (¿?)

Un mal golpe.
Las madres suelen decir: ¡Cuidado niño, te vas a dar un mal golpe! El niño debería preguntar: ¿Mamá, cual golpe es bueno?



continuará…


Caracas, junio 2008