04 junio, 2008

¡ Muérdete la lengua..!







Hay un montón de frases u oraciones y decires de nuestra habla común, que me parecen sin sentido y usamos cotidianamente. Las damos por correctas, ciertas, justas y muy bien empleadas, pero a mi no me lo parecen tanto... ¿Y entonces, por qué lo decimos ?

Amor

Te amo con todo mi corazón.
Por qué la aclaratoria: Todo ¿Será que también se puede amar con la mitad o la cuarta parte de él ? Me gustaría saber por qué causa se escogió este y no otro órgano del cuerpo para estos menesteres. El corazón es un músculo corporal que no alberga ningún sentimiento. Hasta donde tengo sabido (pero siempre es mejor reconocer la infinita ignorancia que me atribuyo) los sentimientos y emociones se “albergan” en el cerebro. Gracias a los neurotransmisores y la amígdala cerebral y las hormonas y etcetc. Entonces deberíamos decir: ¡Te amo con todo mi cerebro! Pero como ese órgano es así como poco presentable, pues no. Tendrá que ser otro...
Tampoco parece muy poético decir que “Te amo con mi plexo solar” o el hara (estómago) donde según los budistas, se sienten o “pegan” las emociones. ¿Acaso nunca escuchó decir: “Me pegó en el estómago”, cuando algo lo impacta a uno ? o ¡Tengo un hueco en el estómago! Bueno, tenemos para escoger, según lo que sintamos y donde lo sintamos. Una última pregunta: ¿Cuando se hace un transplante de corazón también se transplantan los sentimientos ?

Tiene un gran corazón.
Denota ser muy bueno, muy caritativo, muy noble. Volvemos a lo mismo de antes. ¿Un corazón de tamaño normal, o un poco más pequeño no sirve? Las personas que viven en altas altitudes (valga la redundancia) tienen el corazón más grande que el resto de los mortales. Ergo: los bolivianos. ¿Será que ello son personas más bondadosas que el resto de los mortales ?

No me amas como yo a ti o No me amas como yo te amo.
¡Que perogrullada! El otro (o la otra) no me podría amar como yo lo (la) amo. Sencillamente porque él (ella) es una persona y yo soy otra. Cada quien expresas sus sentimientos de una manera o de otra.
Unos sienten, amor, dicha o dolor de una forma y otros de otra. Además ¿donde está el amorómetro que pueda medir la cantidad e intensidad del amor?

Se enamoró sólo como un pendejo.
Así nos enamoramos todos. Pendejamente, en solitario. Nadie se enamora acompañado. Como nadie odia acompañado. Enamorarse o amar es un acto de creatividad muy personal. Que luego alguien corresponda a ese enamoramiento, es otro asunto.

Llorar a lágrima viva.
Este sentimiento, generalmente acompaña al sufrimiento amoroso. No se usa cuando hay lágrimas de felicidad. Debe ser que cuando se llora de felicidad o emoción las lágrimas están muertas.

Vida

Le salvo la vida o Me salvaste la vida.

Falso de toda falsedad. ¡La vida no se salva! Que me perdonen los médicos y sin desmerecer su labor. Puede que nos pospongan la muerte y nos prolonguen la existencia por un lapso, pero salvar, salvar, no. Si una persona es rescatada de un grave accidente y “le salvan la vida” esa vez, si luego es operada de forma complicada y le vuelven a “salvar la vida”. ¡La vida es una sola! ¿Cuántas vidas tiene esa persona, para salvársela tantas veces?. ¡Tantas como un gato! Los que creen en la otra vida, entonces podrán también pensar que tienen varias y salvaran sus vidas tantas veces como sus almas transmigren –porque van a resucitar- o reencarna... ¡Jolines, tenemos vidas pa´regalá! Todos los seres vivientes, estamos sentenciados a muerte. Más tarde o más temprano.

Muerte

Murió de muerte natural.
Esta me parece muy risible. ¿Acaso hay una muerte artificial? Lo mas “natural” es morir, así que todos morimos naturalmente.

Murió lentamente.
Esta también es bien cómica. Uno no muere ni rápido ni lento. Puede que agonice, y tarde más o menos, pero morir muere en el instante que muere y . Con o sin apuro.

Vencer la muerte.
El o la que lo consiga, que nos pase el dato. Le estaremos agradecidos "de por vida".

El tiro de gracia.
¿Dónde está la gracia? Creo que más bien se aplica a la desgracia de ser fusilado. Mejor lo dejamos hasta aquí.

Amistad

Saludos cordiales.
Cuantas veces no hemos recibido un correo electrónico o una misiva, que concluye con esta frase. ¿Acaso hay un saludo que no sea cordial, amistoso? Si tenemos la intención de ofender o agredir a alguien, no le vamos a enviar un saludo. Si acaso le enviamos un : púdrete.

Salud

Me siento bien mal o Estoy bien mal.
Decídete o estas bien o estas mal (¿?)

Un mal golpe.
Las madres suelen decir: ¡Cuidado niño, te vas a dar un mal golpe! El niño debería preguntar: ¿Mamá, cual golpe es bueno?



continuará…


Caracas, junio 2008

No hay comentarios: